Primer día de rodaje: la huerta Murciana

Para iniciar el proyecto nada mejor que comenzar grabando “Una Huerta por descubrir: los tablachos”, el guión que gira en torno a la obra de Rafael Richart y que tiene como protagonista a un elemento esencial en la huerta murciana: las compuertas que controlan el paso del agua conocidas como tablachos. Las acequias, la rafa, la noria y los mismísimos tablachos son un símbolo esencial de la vida y el paisaje murciano. Así nos lo transmitió Rafael desde el comienzo de la mañana del pasado domingo, cuando comenzamos el trabajo.

Como suele ocurrir con casi todos los rodajes, tuvimos que empezar muy pronto para aprovechar al máximo el día y la luz. En esta ocasión, el madrugar fue aún más importante si cabe, pues la rafa, un tradicional sistema de regadío, solo se coloca de madrugada. Fue difícil convencer a los hortelanos de poner la rafa ese día, nos contaba Rafael, pero la simpatía y la amabilidad de los habitantes de la huerta se hizo notar al instante.

Rodando en la huerta de Murcia

Nada más llegar, con un frío que pela, tuvimos que ponernos a grabar de inmediato el proceso de colocación que consiste, nada más y nada menos, que en colocar, a mano, unas viejas tablas con las que parar el agua de la acequia, dejando apenas un resquicio. El nivel del agua va subiendo de manera que puede alcanzar diversas salidas dispuestas a distintas alturas a lo largo de la aljuzía, una de las venas principales de los regadíos murcianos. Entre chanzas y risas, los simpáticos hortelanos colocaron los listones y nos explicaron como funcionaba el sistema.

Scenary

Ya con el sol elevándose en el cielo, la siguiente parte del rodaje transcurrió de forma rápida y sencilla. Rafael se encargó de dirigir un auténtico tour por las partes más íntimas de la huerta: unos rincones escondidos apenas a un par de kilómetros de la ciudad y que esconden una belleza increíble. Así nos mostró el antiguo molino de pólvora, adornado con el fuerte sonido del agua; preciosos canales rodeados de cañas frondosas y brillantes a la luz de la mañana; la gigantesca noria de la Ñora, orgullo y símbolo de la tecnología hortícola; y, por supuesto, la íntima belleza que guardan los tablachos, un elemento esencial de las acequias. En definitiva, los contrastes de color, las escenas verdes y radiantes y los pequeños detalles cautivaron en todo momento el ojo de la cámara. También aprovechamos para grabar algunos sonidos ambientales de calidad poco comunes: el sonido de la noria, el viento entre las cañas o las tablas al chocar contra la acequia.

Scenary

Por último acabamos la jornada rodando en el estudio de este artista, Rafael Richart, donde la prolífica carrera como pintor, escultor y profesor estaba presente en cada detalle. Allí nos explicó como trata de unificar las formas geométricas con la visión orgánica y vital de lo que le rodea. Y lo que inspira la huerta en sus obras. Hay que admitir, como nota al margen, que el equipo al completo se quedó maravillado por la amabilidad tanto del artista como de su familia. Así que tras una mañana sin incidentes, muy productiva y especialmente agradable, acabamos el primer día de rodaje de este proyecto. ¡Ojalá todo fuera siempre así de sencillo!

Scenary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que disfrutes de la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies